Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
Descubre ¿qué tipo de filósofo eres?
Escrito por Eunice Moreno Ledesma
en noviembre 29, 2016

Matemáticas. La pesadilla de mi vida. Hui de ellas toda mi vida; sin embargo, llegó un día en que mi compromiso como becaria me arrastró irremediablemente a tardes llenas de números y operaciones. En fin, como con todo lo irremediable, decidí que lo mejor sería adaptarme y, para mi sorpresa, me di cuenta de que las matemáticas inundan todas las esferas del conocimiento.

mates1.jpg

Hace unas semanas se llevó a cabo El Octavo Encuentro de Matemáticas, evento en el cual hubo un sinfín de ponencias. Aprendí lo inevitable que es maravillarse de las innumerables aplicaciones de dicha materia: en el cálculo del abastecimiento de medicamentos en los hospitales públicos y privados, en la creación de aplicaciones, como la que Carlos Vladimiro creó para el juego de mesa GO, o en la toma de decisiones en cualquier negocio. Concluí que las matemáticas fluyen en cada aspecto de nuestra vida y, por ello, son indispensables.

Una vez consciente de su importancia, me pregunté ¿cómo es que podrían impactar mi carrera propia trayectoria profesional y de qué manera?

Mi vida es un lío por la cantidad de actividades que debo realizar cada día: clases en la universidad, lecciones de Inglés, tareas y proyectos, servicio de becario, juntas de la Sociedad de Alumnos, tiempo con mis amigas, la creación de una asociación civil y cocinar la cena a altas horas de la madrugada. Todo esto demanda mucho tiempo. Por tanto, constantemente tengo que balancear mis pendientes y aprender a utilizar mi tiempo de manera más óptima.

A partir de mis reflexiones acerca del Encuentro de Matemáticas pensé que quizá las matemáticas me podrían ayudar a perfeccionar el uso de mi tiempo. No pude evitar dejar volar mi imaginación: “Quizá podría armar un modelo matemático revolucionario que gane un Premio Nobel. ¡Aún mejor! Quizá podría crear una super-computadora que calcule el tiempo que debo destinar a cada actividad durante el resto de mi vida”

Mas apegándome a la realidad, pienso que es posible aprovechar los conocimientos matemáticos que he adquirido para hacer mi carga de actividades más llevadera, y, quién sabe, quizá en unos años haya hecho mi propia aplicación de administración de tareas.

¿Tú qué piensas? ¿Cómo aplicarías las matemáticas al liderazgo?

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar: