Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
La importancia de un estudio técnico en los proyectos de inversión
Escrito por Daniela Ortiz de la Peña
en noviembre 14, 2016

 

 


La lactancia materna supone de un cuidado especial, ya que es uno de los aspectos más frágiles de la maternidad. Son muchos los obstáculos que una madre que decide alimentar a su hijo con su propia leche debe sortear:


 

1297805253748_ORIGINAL.jpg

1. Nadie  nace sabiendo amamantar. Se debe aprender mediante el contacto social, viendo y conviviendo con otras mujeres que amamantan. Desafortunadamente, en México es muy difícil, ya que apenas el 14% de las madres dan lactancia materna.

no-hay-nada-mas-gratificante-el-mundo-que-ser-L-1U4wNU.jpeg


2. La postura social frente al amamantamiento es complicada. Las madres que alimentan a sus hijos con leche materna reciben criticas e incluso son violentadas. Además, comúnmente se pone en duda su capacidad de alimentar a sus hijos y se les recomienda en todo momento a abandonar esta práctica. Desafortunadamente los principales promotores de esta postura son el personal de salud no capacitado, que brinda información errónea a las madres.

 

 

Amamantar1.jpeg

3. Para transitar el proceso de fusión emocional, el acompañamiento y la sororidad son fundamentales. De manera especial durante el posparto, las redes de apoyo en la familia y en el sistema de salud deberìan estar diseñadas para cuidar de la madre y de su hijo en todos los aspectos de su persona.

 

mujer-amamantando-1.jpg4. La política pública no favorece a las madres que amamantan: cuando debería hacer realidad la posibilidad de lactancias maternas exitosas y prolongadas. Sobre todo porque esto supone una mejor salud para la madre y su hijo, resultando en un menor riesgo de enfermar y morir en los primeros años de vida.

 

En conclusión, todo lo anterior se traduce también en un ahorro económico para el sistema de salud al tener menos ingresos hospitalarios por enfermedades que podrían prevenirse mediante el amamantamiento como las enfermedades respiratorias, diarreicas, desnutrición, osteoporosis, y cáncer de mama, entre otras. Es importante considerar también que al amamantar se contribuye a cuidar de nuestro planeta y disminuir la huella ecológica ya que el proceso de elaboración de las fórmula láctea impacta negativamente en el medio ambiente.

Para poder conseguir maternidades saludables es fundamental que las mujeres recuperemos la confianza en nuestros cuerpos, procesos y capacidades. Además, aprender a confiar en nuestra sabiduría y la de nuestros hijos. En este camino debemos ser acompañadas, sostenidas, amadas y respetadas. Sólo de esa manera, podemos transformar nuestra realidad.

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar: