Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

La relación entre filosofía y ciencia
Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Qué es la investigación pura y qué ventajas tiene dentro de una academia?
¿Qué son las instituciones políticas y cuál es su función?
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
Escrito por Mtra. Angélica Beatriz De la Vega
en enero 05, 2022

En ocasiones parece que el mundo va en nuestra contra y por más que nos esforzamos, no hay quien nos comprenda. ¿Quieres conocer una estrategia para salir de esa sensación? Sigue leyendo.

 

¿Por qué ocurre?

Todos nacemos con la dualidad razón y emoción; se trata de la fórmula que nos hace seres únicos, pero también complejos.

Seguramente habrás estado en un dilema entre razón y corazón, siendo muy complicado tomar una decisión porque sabías que —sea cual fuere tu alternativa— probablemente alguien saldría lastimado.

Esas disyuntivas nos acompañan durante toda la vida y conforme pasa el tiempo son más profundas porque hay mucho más en juego. Lo interesante del tema es que podemos enfrentar situaciones de este estilo con una poderosa herramienta: la inteligencia emocional.

Es una forma de construir relaciones sociales con más equilibrio. En otras palabras, se trata de un camino para ser más claros en expresar lo que necesitamos y dialogar con apertura sobre temas resbalosos ¡y con personas difíciles!

 

Recomendaciones concretas

En teoría suena muy bien, pero ¿cómo empezar a practicarlo?

  • Distingue tus emociones. Cuando tenemos una o varias emociones encima puede resultar en una sensación muy confusa. Si aprendemos a detectar con claridad lo que nos ocurre es más fácil controlarlo. No es lo mismo sentirse frustrado que enojado, ni tampoco podrás manejar igual la tristeza que la euforia. Cada emoción requiere una detección y una estrategia de gestión. Esa punzada en el estómago no siempre es gastritis, a veces, es tu cuerpo gritando una emoción que no logras entender.
  • No te enganches con las emociones de los demás. Si logramos reconocer nuestras emociones tenemos una doble ventaja: por un lado, podemos generar estrategias para matizarlas, y por el otro, aprendemos a distinguir las emociones de los demás. Esta habilidad es muy útil porque evita imantarnos de emociones que no deseamos cargar, por ejemplo, el amigo quejumbroso y pesimista terminará sumándonos a su emoción si no ponemos límites emocionales.
  • Evita suponer. Cuando la emoción del otro no es muy clara, lo peor que podemos hacer es suponer lo que le pasa. Quizá tú supones que le caes mal al maestro y que por eso no te saludó en el pasillo, pero no te diste cuenta de que ese día traía un terrible dolor de cabeza y no te escuchó. Si queremos clarificar la emoción de otras personas (y sobretodo, evitar tomarlo personal), más vale acercarse y preguntar qué ocurre.

 

 

Estos son apenas los tres primeros pasos para trabajar en nuestra inteligencia emocional y mejorar el entendimiento con quienes nos rodean.

 

¿Quieres revisar más detalles sobre este tema?

Aprovecha el próximo módulo del Diplomado de Introducción a las Competencias Directivas para conversar juntos sobre otras formas de mejorar tus relaciones personales a través de la inteligencia emocional. ¡Te esperamos!

plan de estudios de talent management recursos humanos en la universidad panamericana

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Licenciaturas Empresariales Contaduría

5 primeros pasos para formar hijos económicamente exitosos.

El éxito económico de nuestros hijos nace porque queremos que cuando no estemos aquí, ellos sean autosuficientes, indepe...

Licenciaturas Empresariales Contaduría

La Contaduría Pública mexicana está gracias a las mujeres

¿Sabían que en México fue introducida la Contaduría gracias a una mujer? ¿Cuántas mujeres han sido presidentas del Insti...

Licenciaturas Empresariales Business Intelligence

Business Intelligence: aprender a tomar buenas decisiones de negocio

La empresa funciona como un reloj de mano, es decir, a través de engranajes perfectamente coordinados, este es capaz de ...