Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
7 razones por las que la cultura organizacional es importante
Escrito por María Jimena Aguilar-Álvarez Alvear
en septiembre 05, 2019

Todas las universidades que se precian de tener una educación personalizada tienen un sistema de asesoría académica. Si no estás familiarizado con este sistema es probable que no entiendas los beneficios de tener conversaciones uno a uno con un profesor. Aquí hay algunos tips que te pueden ayudar.


1. MANEJO DE TIEMPO

Cuando entras a la universidad tienes nuevas responsabilidades, eres responsable de ti mismo, de tu carga de trabajo, del servicio social y del tiempo que dedicas para estudiar. Además, para llevar cierta calidad de vida tendrías que hacer ejercicio, comer bien, y tener una vida social. Como no se le pueden aumentar horas al día, lo que sí puedes hacer es aprender a organizarte. El asesor académico te puede dar recomendaciones de acuerdo a la jerarquía de actividades que tengas, como no distraerte y la mejor manera de aprovechar las horas muertas en tu horario.

 

2. PROFESORES

La educación es en su mayor parte un proceso que se da dentro del alumno, pero negar la parte del profesor sería una necedad. El asesor te puede ayudar a encontrarle el modo a tus profesores. Cada profesor enseña de manera distinta y es algo a lo que te tienes que acostumbrar. Es positivo tener a alguien que te conozca y lo conozca a él para encontrar una síntesis en el proceso de aprendizaje.

 

3. SERVICIO SOCIAL

Algo que mucha gente no considera hasta el último semestre es las horas de servicio social. No hay nada más frustrante que no poder graduarte porque te faltan horas. El asesor te puede ayudar a saber cuál opción de servicio social te conviene, no sólo por tus horarios, también por carrera y temperamento. Por ejemplo, si lo que te interesa son los negocios y estás estudiando finanzas no viene el caso que te comprometas a cinco horas a la semana en las tardes ordenando libros. Te vendría mejor en una empresa, en las mañanas con un horario más flexible.

 

4. TUTORÍAS

Sería perfectamente normal que tuvieras que regularizarte en alguna materia a lo largo de tu carrera. Si en algún punto se te dificultara alguna materia, ya sea por el profesor, su método, el tuyo de estudio o el material en sí. Si este fuera el caso, lo mejor que puedes hacer es discutirlo con tu asesor. El asesor también ayuda a otros alumnos, sabe quién es bueno en qué cosa y es un muy buen vínculo entre alumnos. Además, te puede ayudar a decidir cómo acercarte al profesor si requieres apoyo adicional.

 

5. SENTIDO COMÚN

Habrás notado que conforme más tiempo pasa más falta hace el sentido común. A veces, en la universidad puedes sentirte abrumado por la cantidad de nuevas responsabilidades. Confiarle estos problemas a tu asesor resulta provechoso porque es altamente probable que ellos hayan pasado por algo similar, ya que estudiaron la misma carrera que tú estudias y están familiarizados con los retos que implica.

 

El asesor es una gran fuente de recursos que te hace la vida mucho más sencilla. O menos complicada.

Examen de admisión UP concurso

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Orientación Vocacional

Pasando al primer plano: cinco carreras en ascenso

Con cada día que pasa, notamos más cómo el mundo se está transformando y redefiniendo. El trabajo, el estudio, la forma ...