Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
La importancia de un estudio técnico en los proyectos de inversión
Escrito por organizadora de eventos
en mayo 04, 2020

Estrategia, coraje y emoción son los aliados de una mujer decidida al éxito.

Dirigir eventos en la industria del entretenimiento pareciera una especialidad que solamente es divertida por el hecho de conocer mucha gente y “estar de fiesta” todo el tiempo, pero la realidad es que el perfil que requiere una productora de eventos es mucho más complejo de lo que te imaginas.

Entrevistamos a Ed Kelley, Director General del Pepsi Center y el World Trade Center, Ciudad de México, durante el evento “Paso del Ecuador” que vivimos el pasado 28 de febrero en la Universidad Panamericana, y nos explicó que, lo que realmente busca en los candidatos, es compromiso ya que “si no estás comprometido con tu empresa no vas a aguantar el ritmo”; nos hizo conscientes de que esta industria te da la oportunidad de viajar mucho y ejercer en cualquier sector: eventos privados, públicos, bodas, graduaciones, conciertos, festivales, pero a veces tienes que trabajar de lunes a domingo, 24x7.

Sin embargo, operar eventos de cualquier magnitud implica una serie de actitudes y aptitudes que van más allá de un buen management: inteligencia emocional, liderazgo autocrático o situacional y pensamiento estratégico.

Event-planning

Inteligencia emocional

Una organizadora de eventos debe tener visión, logística, buenas relaciones públicas pero, sobre todo, la capacidad de jugar con una ambivalencia entre lo racional y lo emocional.

Amanda Puente, consultora en restaurantes, bares, eventos, hotelería-boutique y comedores ejecutivos, nos lo explica así:

Todo lo que se vive antes del evento: racional, planeación, minuto a minuto, tiempos, movimientos, precisión, son cosas que se desarrollan o se tienen de acuerdo a tu disciplina de trabajo y formas de reglamentar todo lo demás, porque tú en ese momento eres la autoridad, pero una autoridad que, finalmente, funciona con personas totalmente imperfectas y hacia asistentes que no lo van a vivir de forma racional, sino emocional.

Al momento de “correr” un evento, aunque tú hayas tenido todo un trasfondo racional, debes asegurarte que toda la ejecución cumpla con momentos emocionales, que haya un conjunto de experiencias que te saquen de lo cotidiano y una serie de vivencias que te deje aprendizajes. Aquí es donde juega el corazón con la razón.

Se trata de una inteligencia emocional que te permita tener la cabeza siempre fría para tomar decisiones importantes en el momento y el corazón siempre atento a cómo estás transmitiendo lo que será para todos un recuerdo sensorial perdurable.

Liderazgo autocrático y situacional

De acuerdo con Amanda, quien también es alumni y actual profesora de la Escuela de Administración de Instituciones, ESDAI, de la Universidad Panamericana, existen diferentes tipos de liderazgo y, dependiendo el evento que lleves a cabo, deberás asumir el que más se adapte a él.

Por ejemplo, en eventos corporativos y sociales es usual ejercer un liderazgo autocrático, mismo que permite a la persona a cargo controlar y tomar decisiones en el momento sobre muchos aspectos de la planeación y orden de ejecución de las actividades establecidas en la escaleta; es responsable de prevenir y solucionar cualquier falla y nadie puede ni debe desafiar sus decisiones, por tanto, no es un liderazgo abierto ni democrático sino que es unidireccional: el jefe manda y los empleados y proveedores acatan las indicaciones.

En congresos y convenciones acabas desarrollando un liderazgo situacional, ya que tienes la posibilidad de mostrar diferentes posturas en función de cada situación. En otras palabras, el líder tiene que ser capaz de adaptar su discurso, sus acciones y su intensidad a la disposición y la madurez de los trabajadores. Por ejemplo, cuando el equipo de trabajo es capaz de cumplir sus tareas con diligencia y/o confianza, el líder podrá optar por una postura más contemplativa o supervisora. En cambio, cuando se constate cierta falta de iniciativa o de motivación entre los trabajadores, el liderazgo debe ser más directivo y estimulante.

Pensamiento estratégico

Un aspecto imprescindible a la hora de ejecutar un evento, es el desarrollo de un pensamiento estratégico, aquel que se plantea un fin, analiza los medios con los que cuenta para llegar a él, y luego los dispone de tal modo que faciliten su alcance, de la mejor manera posible, con el menor costo temporal, personal y material, y el máximo beneficio.

En este sentido, ESDAI ayuda a sus alumnas en la parte práctica a desarrollar un pensamiento estratégico durante la licenciatura en Administración y Hospitalidad, al momento de hacerlas responsables de la planeación, ejecución y término de diversos eventos durante sus prácticas profesionales.

Al respecto, la maestra Puente, quien también dirige APR Asesoría y Consultoría y Be by Amanda Puente, explica como profesora que más allá de decirles “tienes que hacer esto”, la metodología de enseñanza es plantearles los escenarios y es ver cómo los resuelven bajo una guía determinada. Como alumna, recuerda:

Lo que más me ayudó en la carrera fue que siempre me tenían con la mente ocupada, eran muchas actividades y eso lo ven muchas como una carga, pero yo creo que es un diferenciador porque, finalmente, tener tantas actividades hace que, cuando salgas a la realidad, no se te haga pesado y aguantas, entonces no es el decir “ya me cansé”, es “¿qué más?”; estás acostumbrada a andar así y así es el mundo del servicio y la hospitalidad, porque nunca sabes en qué momento te van a necesitar.

Generalmente, cada organizadora de eventos cuenta con su propio estilo, pero para destacar en el mundo del entretenimiento, te debe gustar el trabajo bajo presión, la adrenalina, debes tener la cabeza muy centrada en tus objetivos y considerar que, al correr un show en vivo, no se puede titubear. Por lo tanto, si te interesa desarrollarte en esta área del Management, debes saber que el perfil de un productor o director de eventos conlleva formar un carácter firme, un pensamiento estratégico y la sensibilidad suficiente para regalar experiencias memorables a los asistentes que, finalmente, serán tus embajadores de marca.

 

¿Quieres formar parte de las futuras líderes de México?

¡Conoce nuestro plan de estudios!

Escuela de Administración de Instituciones, ESDAI

Universidad Panamericana

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Administración y Hospitalidad ESDAI

La responsabilidad de una Change Maker

En medio de este encierro al que te orilla un virus que está afectando a gran parte del mundo, entras a tu recámara y te...

Administración y Hospitalidad ESDAI

¿Qué hace una emprendedora de la Hospitalidad para afrontar la contingencia por el COVID-19?

Si la oportunidad no llama, construye una puerta.

Administración y Hospitalidad ESDAI ESDAI

Joyas turísticas: el sector de salud en México

Todo mexicano escucha con frecuencia lo fantástico que es su país natal para el turismo. Después de todo, México tiene e...