Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
La relación entre filosofía y ciencia
¿Qué es la investigación pura y qué ventajas tiene dentro de una academia?
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué son las instituciones políticas y cuál es su función?
Escrito por Mtro. Daniel Ortiz Otegui
en julio 08, 2021

Los cambios en los negocios no siempre provienen de tus competidores más cercanos, sino del mismo entorno.

Estoy seguro que algunos de ustedes recuerdan cuando en los lugares a los que asistían para hacer diferentes tipos de compras, los dependientes únicamente aceptaban efectivo.  La frase “Cash is King” se aplicaba al por mayor, en el mercado, farmacia, restaurant, y no se diga en los puestos callejeros.  Incluso me acuerdo, cuando en el supermercado la cajera debía buscar en una libreta el número de tu tarjeta para validar que no estuviera boletinada y poder “plancharla” para realizar el cobro.

A medida que ha ido pasando el tiempo, la tecnología para el manejo del efectivo, también ha evolucionado.  El uso de pagos mediante medios electrónicos se convirtió en la moneda de cambio para realizar compras.  Por ello las empresas comenzaron a aceptar nuevos medios de pago diferentes al efectivo y el uso de las tarjetas se fue generalizando más y más.

Hoy las empresas se enfrentan a un nuevo hito, el pago digital.  Y, ¿qué es el pago digital?  Mckinsey & Company lo describe como las compras realizadas en línea a través de un navegador o una aplicación, compras realizadas en la tienda utilizando un teléfono móvil y/o un código QR (antes incomprendidos, pero ese es otro tema) y pagos de persona a persona.

A pesar de tener ya la tecnología disponible, Latinoamérica sigue siendo dependiente del efectivo, lo que resulta en altos niveles de inseguridad para diversas transacciones.  Sin embargo, eventos como el COVID-19 aceleran el proceso de adopción de estas nuevas tecnologías, por motivos de seguridad sanitaria en primer lugar y luego tal vez por innovación per se.

Por ello como empresarios y consumidores, debemos estar al tanto de los cambios que se puedan suscitar en un futuro cercano.  De acuerdo con Euromonitor, el 71% de los jóvenes adultos (18-29 años) cuenta con un teléfono inteligente capaz de realizar este tipo de transacciones y aunque todavía estamos por debajo en comparación con regiones más desarrolladas, el crecimiento fue uno de los más grandes con 9.2%.

A pesar de este crecimiento, sólo el 20% de la población utiliza la banca electrónica y el 16% utiliza la tecnología para adquirir bienes y servicios.  Y el hecho de que gran parte de estos usuarios no están dentro del sistema financiero, y esto tiene como consecuencia en primer lugar: crimen (asaltos o robos) y evasión de impuestos (comercio informal o formal que no realiza sus contribuciones fiscales).

Debido a lo anterior, los gobiernos han intervenido con iniciativas tecnológicas a la altura de las circunstancias para contribuir de manera positiva a la resolución de este problema y un ejemplo de ello es CoDi en México y PIX en Brasil.  Ambos son transferencias gratuitas de una cuenta bancaria a otra.

Esto, de alguna forma, pone en jaque a los “antiguos” jugadores como Visa, Mastercard y American Express, ya que a medida que se adopte otro tipo de servicios de pago sus ganancias provenientes de cobros en tarjetas de débito podrían verse afectadas.  Incluso los no tan nuevos entrantes como Mercado Pago, Paypal o Apple Pay, deberán ponerse a revisar su modelo de negocio.

Los nuevos competidores de la industria no siempre vienen de donde esperas, en el caso de México, CoDi es una empresa consolidada con un producto innovador, tampoco es un “Unicornio” que tendrá un crecimiento exponencial.  Es una iniciativa que directamente no se llevará ganancias por su uso, los beneficios económicos los obtendrá a largo plazo y por otros medios como el control y la posterior recaudación de impuestos. 

El continuo escaneo del mercado para conocer las principales tendencias (tecnológicas, regulatorias, sociales, socioeconómicas) junto con el análisis de las fuerzas de macroeconómicas (condiciones globales del mercado, infraestructura económica, mercado de capitales), fuerzas de la industria (competidores, nuevos entrantes, substitutos, stakeholders), y fuerzas del mercado (segmentos del mercado, necesidades & demandas) le permitirán a la empresa tener una visión holística de su entorno y de esa manera tomar las decisiones estratégicas que la mantendrán a la vanguardia y en marcha para enfrentar los siguientes retos.

¿En tu empresa se realiza este tipo de análisis? ¿Cuentas con un equipo de profesionales que puedan apoyarte a hacerlo?

*Daniel Ortiz es Program Manager de Posgrados de la Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana, campus México.

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Licenciaturas Empresariales

¿Quieres llegar lejos? ¡Créetela!

Es probable que en algún momento de tu vida hayas sentido que no vas a lograr un propósito. En ocasiones, esa sensación ...

Licenciaturas Empresariales

Límites y complementos de la Inteligencia de Negocios

Estamos en medio de una época de irrupción tecnológica. Los adelantos técnicos y gnoseológicos en cuanto al manejo de gr...

Licenciaturas Empresariales Business Intelligence

El secreto de los contenidos en Netflix

Alguna vez te has preguntado ¿por qué no te salen las mismas sugerencias de películas a ti que a tus amigos en Netflix? ...