Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
La relación entre filosofía y ciencia
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
7 razones por las que la cultura organizacional es importante
Escrito por Rigoberto Jesús Borrego Merodio
en junio 01, 2021

 

La proporción de empresas que recibió apoyo gubernamental fue solo del 6% es decir que 94% no recibieron ningún tipo de ayuda. 

Más del 20% de los establecimientos micro, pequeños y medianos, poco más de 1 millón, cerraron sus puertas definitivamente por la pandemia en México en 2020. 

En comunicado de prensa en diciembre de 2020, INEGI presentó los resultados de la demografía de los negocios 2020, donde nos dice que los establecimientos pequeños y medianos tuvieron un 21.7% de cierres definitivos y los micro 20.8%. Una quinta parte de este tipo de negocios no logró superar la crisis que provocó la pandemia por COVID-19. 

La mayor proporción de cierres definitivos se registró en Servicios Privados No Financieros, con 25%; segunda por el sector Comercio, con 19% y quien menos impacto sufrió, aunque no menos importante fue el sector Manufacturero, con el 15%. El Estado que sufrió más cierres definitivos de negocios fue Quintana Roo y el que menos perdió establecimientos fue Oaxaca. 

La disminución de los ingresos es la principal causa de afectación que reportaron este tipo de negocios, baja en la demanda es la segunda causa y escasez de insumos es la tercera; causas reportada por ellos como lo que provocó en conjunto los colapsos que ya no tuvieron forma de enfrentarse. 

En compensación, aunque no suficiente, nacieron establecimientos en Comercio por 14% en Servicios Privados No Financieros por 13% y en Manufacturas por 9%. El estado con más nacimientos fue Tlaxcala y el que menos nacimientos tuvo fue Quintana Roo.

INEGI revela que, en los establecimientos que dejaron de operar de manera definitiva se empleaban casi 3 millones de personas y en los establecimientos que iniciaron operaciones laboran 1.23 millones de personas, mientras que los establecimientos sobrevivientes tuvieron una disminución de 1.14 millones  de personas. De esta manera, se pasó de 14.66 a 11.77 millones de personas ocupadas, lo que representa una disminución de 20%.

La proporción de empresas que recibió apoyo gubernamental fue sólo del 6%, es decir que 94% no recibió ningún tipo de ayuda. Se esperaba que existiera por parte del gobierno un fuerte apoyo fiscal, entre otros posibles como financiamiento. Sin embargo, esto no sucedió y por ello no hubo forma de sostener la operación de los negocios.

El impacto es muy importante porque afectó a los empresarios, a los dueños de esos negocios cuya inversión se vino abajo y ya no obtendrán los beneficios económicos asociados a esas actividades, algunos de ellos no tenían otras fuentes de ingreso para sostener a sus familias. 

También afectó a los empleados de esos negocios, que ya no obtendrán su salario y tendrán que buscar sustituir su trabajo en una época que estará escaso. Eso también provoca aumentos en los índices de delincuencia y violencia. 

También afectó a los proveedores que no tendrán a quien vender sus productos y algunos de ellos, no diversificados, tuvieron que cerrar también. Otros afectados fueron los acreedores, quienes al no recuperar el dinero prestado a los negocios que cerraron también entraron en crisis, algunos disminuyendo su actividad y otros cerrando. 

También se afectó al fisco, cuyos ingresos provienen de los impuestos y más del 20% de estos negocios dejaron de generarlos de manera permanente, por lo que también los presupuestos de los gobiernos municipales, estatales y federal se verán afectados a la baja, con menos recursos para atender las necesidades de los ciudadanos. 

Administración y Finazas

En mi opinión, la crisis nos afectará durante algunos años y, como siempre, los empresarios que tienen a cuesta todas las afectaciones mencionadas anteriormente, tendrán que hacerse cargo de la recuperación del país. Una vez vacunada la población, la recuperación estará en manos de los hombres de empresa mexicanos nuevamente. 

Artículo escrito por Rigoberto Borrego Merodio, director de la Licenciatura en Administración y Finanzas Empresariales, Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana. 

 

 

 

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar: