Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
Descubre ¿qué tipo de filósofo eres?
Escrito por Jaime Escobar Ibarrola
en noviembre 29, 2016
¿Alguna vez has pensado en tomar un año sábatico después de tu último año de preparatoria? ¿Cuáles son tus razones para hacerlo o no hacerlo?
 

Después de una etapa crucial para la vida del ser humano, como lo es la preparatoria, muchos graduados suelen tener complicaciones al momento de escoger hacia dónde dirigir su próximo paso. 

Algunos saben desde muy jóvenes qué es lo que quieren hacer una vez concluido el bachillerato, otros lo descubren antes de salir, pero muchos de nosotro tardamos más en decidir qué hacer. 

Es importante tener claro que estar en esta situación no es algo malo, de hecho es una oportunidad para que uno abra su mente y contemple distintas opciones. Generalmente la mejor decisión es: esperar, dejar un tiempo para pensar y probar diferentes experiencias. Tratar de decidir presionado y con miedo a equivocarse puede resultar en una parálisis de acción.

sabatico1.jpg

Entonces, ¿qué hacer? Muchos estudiantes indecisos o hambrientos de aventuras deciden viajar, tener algún trabajo de verano o tomarse un año o semestre sabático. ¿Qué pasa con la última opción? Resulta que tomarse un año sabático es una opción bastante popular entre los estudiantes.

Sin embargo, un tiempo dedicado a la experiencia laboral en el extranjero es una decisión que tiene que ser meditada con cautela y con prudencia considerar que implica. A continuación te presentamos algunos pros y contras para optar por esta opción:

Contra

  1. Es una situación en donde uno se expone a salir de su zona de confort y por un largo periodo a vivir como un miembro activo de la sociedad y del flujo de la economía; lo cual implica serias responsabilidades. No sólo debes cuidar de tí mismo, sino adaptarte a la forma de trabajo de otro país, afrontar grandes retos de comunicación y diferencias culturales.
  2. Un año o semestre sabático implica atrasarse un año en tu carrera de estudios. Uno puede olvidar sus hábitos de estudio y que resulte más difícil adaptarse a la universidad. Además, al aplazar los estudios las probabilidades de mantener o conseguir una beca pueden disminuir dependiendo la institución en la se que quiera estudiar.
  3. En ocasiones las personas tienden a crear malas costumbres si no aprovechan el tiempo libre; lo importante es hacer algo de provecho como viajar o trabajar, no quedarse quieto a ver Netflix 24/7. Generar fuentes de dinero y no gastar el de los padres. Crecer como persona, no estancarse ni volverse flojo.
  4. La preparación para tomar un año sabático implica muchos costos y mucho tiempo de antelación para planear cuándo, cuánto tiempo, a dónde, con quién y a qué vas a ir.
  5. Es una experiencia que no es para todos, o al menos a unos les cuesta más que a otros acostumbrarse al cambio y aprovechar la experiencia al máximo.sabatico3.jpg

Pros

  1. Formar parte del movimiento del planeta es una de las grandes sensaciones que fomentan esta decisión, como también, –si es posible– viajar a lugares nuevos y conocer a gente de diferentes culturas.
  2. Tomar un año antes de comenzar la carrera es una magnífica decisión gracias a que es un año en dónde uno puede vivir totalmente desentendido de la presión del futuro y explorar.
  3. El hecho de poder alejarse del contexto familiar y social permite que el estudiante vea su situación con mayor objetividad, pues lo ve desde un plano totalmente distinto; lo cual le permite tomar decisiones más sensatas.
  4. Hay probabilidades muy altas de que al momento de entrar a estudiar, haya gente con la misma edad que hizo lo mismo o que cambiaron de carrera, por lo que no tendrás problemas en adaptarte a una generación posterior. Además, aunque haya posibilidades de que el rendimiento escolar baje debido a la inactividad después de un año de no estudiar, uno se puede poner al corriente con la práctica y el estudio.
  5. Tomar una año sabático en otro país es una experiencia difícil; sin embargo, poner a prueba tus habilidades y salir de tí mismo constituye un enorme crecimiento personal. ¡Te aseguramos que si tomas esa decisión nunca serás el mismo!sabatico6.jpg

Para toda decisión de vida, es importante tomar un tiempo para ponderar las opciones, ya sea estudiar inmediatamente o tomar un tiempo para considerarlo, siempre será lo mejor dedicar un tiempo a la reflexión.

Tomar un año sabático es una gran opción para aquellos que no tengan la certeza sobre qué camino escoger. Estudiar es una parte muy importante de la vida y tomar una pausa y reflexionar hacia dónde queremos ir, es una manera de decidir con calma.

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar: