Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
Descubre ¿qué tipo de filósofo eres?
Escrito por UP Posgrados Empresariales
en mayo 21, 2019

cultura

¿Por qué es importante la cultura organizacional? Tu cultura impacta todo, desde el rendimiento hasta cómo tu empresa se percibe en los medios de comunicación. Este artículo analiza 7 razones por las que tu organización necesita hacer un examen de conciencia.

Resulta que importa mucho. La cultura organizacional es relevante para el éxito y la salud general de tu empresa, tu personal y tus clientes. Por lo tanto, es útil dedicar tiempo a considerar por qué la cultura de tu empresa es como tal y por qué es oportuno que siga siendo así (o que cambie).

Echemos un vistazo a siete razones por las que la cultura organizacional es crucial.

  1. Define la identidad interna y externa de tu empresa.

Peter Ashworth explica que tu cultura organizacional “define para ti y para todos los demás cómo hace negocios tu organización, cómo interactúa la organización entre sí y cómo el equipo interactúa con el mundo exterior, específicamente con tus clientes, empleados, socios, proveedores, medios de comunicación y todas las demás partes interesadas ".

En otras palabras, tu cultura organizacional tendrá repercusiones en todos los aspectos de tu empresa porque representa la forma en que hace negocios. Es a la vez tu identidad y tu imagen: cuestión que determina cómo tu gente y tus clientes la perciben.

  1. Consiste en vivir los valores fundamentales de tu empresa.

Tu cultura puede ser un reflejo (o una traición) de los valores fundamentales de tu empresa. Las formas en que realizas negocios, distribuyes el flujo de trabajo, interactúas como un equipo y tratas a tus clientes, se suman a una experiencia que debe representar quién eres como organización y cómo crees que debes administrar una empresa. En resumen, tu cultura es la suma de las creencias de tu empresa en acción.

Pero si tus valores no coinciden con tu cultura, esto es un problema. Podría significar que tus "valores fundamentales" son una lista de palabras de moda sin sentido, y tu gente lo sabría. Una sólida cultura organizacional mantiene los valores esenciales de tu empresa al frente y al centro en todos los aspectos de sus operaciones diarias y la estructura organizativa. El valor de implementarlos es incalculable.

  1. Tu cultura puede transformar a los empleados.

Una de las mayores ventajas de una cultura organizacional sólida es que tiene el poder de convertir a los empleados en defensores de tu negocio.

Tu gente quiere más que un sueldo fijo y buenos beneficios, sentir que lo que hacen importa. Y cuando tu gente siente que es trascendente, es más probable que se conviertan en defensores de la cultura, es decir, personas que no solo contribuyen a la cultura de tu organización, sino que también la promueven y la viven interna y externamente.

¿Cómo logras esto? Una forma es reconocer el buen trabajo. Una cultura que celebra los éxitos individuales y de equipo, que da crédito cuando el crédito es debido, es una cultura que ofrece un sentido de logro. Y esa es una forma de convertir a los empleados en miembros integrales en todo sentido.

Por otra parte, si la cultura de tu empresa no hace esto, puede que esté invitando a la crítica.

  1. Te ayuda a mantener tus mejores personas.

No debería sorprender que los empleados que sienten que son parte de una comunidad, en lugar de un engranaje en una rueda, tengan más probabilidades de permanecer en tu empresa. De hecho, eso es lo que la mayoría de los solicitantes de empleo buscan en una.

Pregúntale a cualquier persona de alto rendimiento qué es lo que la mantiene en tu empresa, y estarás obligado a escuchar la siguiente respuesta: la gente. Ello sucede debido a que una cultura de trabajo centrada en las personas tiene un profundo atractivo. Ayuda a mejorar el compromiso, brinda una experiencia única para los empleados y hace que tu gente se sienta más conectada.

Por otro lado, una forma de atraer a los mejores intérpretes que son campeones de la cultura natural es proyectando metas de ajuste cultural.

  1. Una cultura que funcione bien promueve la incorporación.

La cultura organizacional también tiene el potencial de actuar como una fuerza de

alineación en tu empresa. Éste es particularmente el caso de las nuevas contrataciones, en la mayoría de los casos, en que se ha considerado el tipo de cultura por adoptarse.

La cultura en tu organización es esencialmente una fuerza guía para ellos, por lo que es pertinente que se comience con la incorporación.

  1. Tu cultura convierte tu empresa en un equipo.

Una cultura organizacional exitosa reúne a las personas de tu empresa y las mantiene alineadas. Cuando tu cultura es clara, pueden reunirse diferentes perspectivas con un propósito común. Ésta establece expectativas sobre cómo se comportan y trabajan las personas, y qué tan bien funcionan como equipo.

De tal manera, la cultura puede romper los límites entre equipos aislados, conducir la toma de decisiones y mejorar el flujo de trabajo en general. Por el contrario, una cultura organizativa tóxica tiene la capacidad de hacer todo lo contrario.

  1. La cultura afecta el rendimiento y el bienestar de los empleados.

Informes muestran que la cultura organizacional tiene un impacto directo en el rendimiento y, lo que es más puntual, en el bienestar de tus empleados. Una cultura saludable aborda estas dos áreas al encontrar un equilibrio adecuado basado en los valores de la empresa.

¿Tu empresa enfatiza el desempeño hasta tal punto que sientes que la salud física y mental se está pasando por alto? No puede haber casos en los que esto no constituya un problema, pero para en la gran mayoría de ellos, tendrías un efecto negativo en tu empresa de no atenderlo propiamente.

Paul Barrett lo resume muy bien, escribiendo que “las estrategias de bienestar de los empleados tienen el potencial de brindar enormes beneficios tanto a los empleados como a los empleadores, pero deben introducirse de la manera apropiada, por las razones correctas y en el momento adecuado. Para ser adecuadamente efectivos, deben desarrollarse de manera holística, en consonancia con una cultura empresarial que favorezca tu éxito. Ello incluye comportamientos de gestión de apoyo, opciones de trabajo flexibles y una cultura abierta que permita a los empleados expresar su opinión e incluso influir en la configuración del entorno de trabajo".

Éstas son sólo algunas de las razones por las que la cultura organizacional es importante, pero son un buen punto de partida para que pienses en lo que tu propia organización pone a disponibilidad de la gente relacionada con ella. Así, lo que es relevante en tu empresa puede diferir totalmente dependiendo de la situación.

Cada vez con mayor frecuencia, la administración en los recursos humanos se vuelve un factor más importante para las empresas, pues se ha comprobado que es capaz de mejorar el rendimiento de los trabajadores y promover que impartan un mejor servicio. Por esto, volverse un experto en dirección del capital humano puede ser una ventaja muy competitiva en el mercado laboral y no hay mejor manera de lograrlo que a través de una maestría. En la UP contamos con la Maestría en Dirección del Capital Humano. Entra y conoce su plan de estudios, no te arrepentirás.

Maestría en dirección del capital humano

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Licenciaturas Empresariales Posgrados Empresariales

5 cosas que los graduados deberían hacer para planear sus carreras

Los graduados de hoy en día, comienzan su búsqueda de empleo con la creencia de que deben ingresar a su empresa o indust...

Licenciaturas Empresariales Posgrados Empresariales Empresas Administración y Dirección (B&M)

5 consejos según Suraj Shinde para triunfar en el emprendedurismo

Según Forbes (2018) en México las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) representan el 99.8% del total de las empresas de...