Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué es pedagogía y dónde puede trabajar un pedagogo?
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
Descubre ¿qué tipo de filósofo eres?
Escrito por Posgrados de Gobierno y Economía
en octubre 05, 2020

Las economías afectadas por un alto nivel de corrupción no son capaces de prosperar tan plenamente como aquellas con bajos niveles de corrupción.

Las economías corruptas no pueden funcionar adecuadamente porque la corrupción impide que las leyes naturales de la economía funcionen de manera libre. Como resultado, la corrupción dentro de las operaciones políticas y económicas es causa de que toda la sociedad sufra.

Datos sobre el impacto de la corrupción

Según el Banco Mundial, el ingreso promedio en países con un alto nivel de corrupción es aproximadamente un tercio del de otros países. Además, la tasa de mortalidad infantil en esos países suele ser tres veces mayor y la tasa de alfabetización 25% menor.

Ningún país ha podido eliminar por completo la corrupción, pero los estudios muestran que el nivel de corrupción en países con economías emergentes es mucho más alto que el de los países desarrollados.

Precios altos por baja calidad

La corrupción involucrada en el modo en que se hacen negocios, se adjudican contratos o se llevan a cabo operaciones económicas, conduce a monopolios u oligopolios dentro de la economía.

Los dueños de negocios que usan conexiones o dinero para sobornar a funcionarios del gobierno pueden manipular las políticas y los mecanismos del mercado para asegurarse de ser los únicos proveedores de bienes o servicios en el mercado.

Los monopolistas, debido a que no compiten con proveedores alternativos, tienden a mantener sus precios altos y no se ven obligados a mejorar la calidad de los bienes o servicios que brindan.

Implícitos en los altos precios también se encuentran los costos ilegales de las transacciones corruptas necesarias para la existencia de tal monopolio.

Si, por ejemplo, una empresa de construcción de viviendas tuviera que pagar sobornos a funcionarios para que le concedieran licencias de operaciones, dichos costos, por supuesto, se reflejarán en precios de la vivienda artificialmente altos.

Recursos asignados de manera ineficiente

En las mejores prácticas, las empresas eligen a sus proveedores mediante procesos de licitación (solicitudes de licitación o de propuestas), que funcionan como mecanismos que permiten seleccionar proveedores de acuerdo con el precio y la calidad ofrecidos.

Esto asegura la asignación eficiente de recursos. En las economías corruptas, las empresas no calificadas para ganar las licitaciones a menudo se adjudican proyectos que resultan de licitaciones injustas o ilegales.

Todo ello da como resultado un gasto excesivo en la ejecución de proyectos, también deficientes o fallidos, lo cual conlleva una ineficiencia general en el uso de recursos.

La contratación pública se vuelve quizás más vulnerable al fraude y la corrupción debido al gran tamaño de los flujos financieros involucrados. Se estima que en la mayoría de países, la contratación pública constituye entre el 15% y el 30% del producto interno bruto (PIB).

Distribución desigual de la riqueza

Las economías corruptas se caracterizan por una clase media desproporcionadamente pequeña y una divergencia significativa entre los niveles de vida de la clase alta y la clase baja.

Debido a que la mayor parte de su capital se halla en manos de oligarcas o personas que respaldan a funcionarios públicos corruptos, la mayor parte de la riqueza generada también fluye hacia estos individuos.

En las economías corruptas, las pequeñas empresas escasean y, por lo general, no se promueve su crecimiento debido a que enfrentan competencia desleal y presiones ilegales por parte de grandes empresas que están relacionadas con funcionarios del gobierno.

Ciertas industrias son más propensas a la corrupción que otras, lo que hace que las pequeñas empresas de estos sectores sean aún más vulnerables a las prácticas comerciales poco éticas.

Bajo estímulo para la innovación

Debido a la poca confianza en los sistemas legales de economías corruptas -en las que pueden manipularse los juicios legales-, los innovadores potenciales no pueden asegurarse de que sus aportaciones estarán protegidas por patentes y no serán copiadas por quienes pueden sobornar a las autoridades.

Por tanto, se desincentiva a la innovación y, así, los países emergentes suelen ser importadores de tecnología porque ésta no es producida dentro de su sociedad.

Existe una economía sumergida

Las pequeñas empresas en países corruptos tienden a evitar que sus negocios se registren oficialmente ante las autoridades fiscales con el fin de evadir impuestos.

Por consiguiente, los ingresos generados por muchas empresas se dan fuera de la economía oficial y, entonces, no están sujetos a impuestos estatales ni se incluyen en el cálculo del PIB.

Otro aspecto negativo de las empresas extraoficiales es que suelen pagar a sus empleados salarios reducidos, inferiores a la cantidad mínima designada por el gobierno. Además, muchas no brindan condiciones de trabajo aceptables.

Baja inversión extranjera e intercambio comercial

La corrupción es un gran desincentivo para la inversión extranjera. Los inversores que buscan un entorno empresarial justo y competitivo evitarán invertir en países donde existen altos niveles de corrupción.

Si bien la inversión en los mercados emergentes sigue siendo un área de inversión popular, los inversores naturalmente dudan en poner su dinero en riesgo en estos países.

Los estudios muestran un vínculo directo entre el nivel de corrupción en los países y las mediciones de la competitividad en su entorno empresarial.

Educación y atención médica deficientes

Un documento de trabajo del Fondo Monetario Internacional (FMI) muestra que la corrupción tiene un impacto adverso en la calidad de la educación y de la atención médica en los países con economías emergentes.

La corrupción aumenta el costo de la educación en los países donde el soborno y las conexiones juegan un papel importante dentro de la contratación y la promoción de maestros. Consiguientemente, la calidad de la educación disminuye y esto afecta la salud general de la economía.

Además, la corrupción en torno a la designación de proveedores de atención médica y la contratación de personal, así como la adquisición de suministros y equipos médicos, resulta en tratamientos inadecuados y un suministro médico deficiente, lo que reduce la calidad de la atención médica.

Conclusiones

Muchos países con economías emergentes sufren de un alto nivel de corrupción que frena su desarrollo general. Toda la sociedad se ve afectada debido a la asignación ineficiente de recursos, la presencia de una economía sumergida y la educación y la atención médica de baja calidad.

Como es evidente, la corrupción empeora la situación de estas sociedades y disminuye el nivel de vida de la mayoría de sus poblaciones.

Impulsa tu carrera al volverte un agente de cambio político nacional e internacional bajo estándares de humanismo cívico. Conoce más de los Posgrados en Gobierno y Economía que la Universidad Panamericana le ofrece a tu trayectoria profesional:

Posgrados de Gobierno y Economía >

 

 

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Posgrados de Gobierno y Economía

Los retos del combate a la corrupción en los niveles nacional e internacional

La lucha contra la corrupción en los niveles nacional e internacional es un tema de incesante relevancia, pues en todo e...