<img height="1" width="1" src="https://www.facebook.com/tr?id=236649609280760&amp;ev=PageView &amp;noscript=1">
banner-new-one

Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

Estas son las 20 economías más grandes del mundo en el 2023
Las 13 empresas mexicanas con mayor impacto global
Los 14 principios de la administración
8 de los pedagogos más importantes de la historia
5 temas actuales de investigación en el área empresarial
Escrito por Valeria Rodríguez Olivares
en octubre 04, 2021

Ha pasado más de un año desde la llegada del virus SARS CoV 2, este evento ha marcado un antes y un después en la vida de muchas personas, cambió la forma de ver la vida, pero también cambió la forma en que percibimos la muerte. Cada día fallecen miles de personas por COVID-19 en todo el mundo, esto ha provocado que nos acostumbremos a la muerte, pero sobre todo ha cambiado la manera de despedirnos de nuestros seres queridos. La idea de ingresar a un hospital sabiendo que es portador del virus provoca terror en los pacientes y familiares. En el pasado teníamos la tranquilidad de poder acompañar a nuestros parientes dentro del hospital y estar enterados de cada situación que se presentase, ahora eso es un privilegio que nadie se puede permitir.

     La realidad actual es que la mayoría de los ingresos por COVID-19 en un hospital son pacientes en una situación grave y aunque no se tienen los registros exactos de morbi-mortalidad, es un hecho el fallecimiento dentro del hospital en una gran cantidad de pacientes. Escuchar esto siempre provoca un sentimiento de pesadumbre, creemos que nuestros familiares se encuentran solos en uno de los momentos más vulnerables de una persona, pero no es así, enfermería hace un gran labor no sólo brindando cuidados durante la vida, sino proporcionando una muerte digna a cada paciente por igual; aunque nos preparan para convivir con la muerte siempre se sentirá impotencia ante el deceso de una persona, esta insatisfacción viene del no poder hacer más por los pacientes, de no poder garantizar una despedida o un funeral adecuado a las creencias de los familiares y de repetir este proceso día tras día.

no murieron solos 1

    Por otro lado, siguiendo con la sensación de impotencia para enfermería, me atrevo a decir que no hay peor sentimiento que perder a tus propios familiares y de la misma manera no poder decir adiós, no poder dar un último abrazo, ni siquiera poder volver a ver a la cara a esa persona tan especial para cada uno de nosotros.

Plan de estudios enfermeria de la universidad panamericana

   Si tus familiares fallecieron dentro de un hospital durante esta pandemia te aseguro que no murieron solos, el personal de enfermería estuvo ahí en todo momento.

WhatsApp Filosofía UP

 

Instagram: @EnfermeriaUP

Facebook: @EnfermeriaUniversidadPanamericana

WhatsApp licenciatura en enfermeria de la universidad panamericana



Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Enfermería

Día del prematuro

El 17 de noviembre se celebra el día del prematuro, este es un día especial para los servicios que tienen recién nacidos...

Enfermería

Uso de impresoras 3D en la salud

La impresión en tercera dimensión es relativamente nueva, ya que se desarrolló por primera vez en 1980, teniendo como ob...

Enfermería

El poder de las mascotas

En la actualidad, para muchas personas, una vida sin una mascota es casi inimaginable. Las mascotas proporcionan compañí...