Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
La relación entre filosofía y ciencia
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
Diferencias entre la micro, pequeña y mediana empresa
7 razones por las que la cultura organizacional es importante
Escrito por Arón Bitrán
en diciembre 16, 2020

¿De dónde sale tanta desgarradora ternura, tanto amor contenido, tanta melancolía? Me pregunto al oír los últimos cuartetos de Beethoven.

            Quizás en éste, como en ningún otro momento de la historia de la música de occidente, el mensaje del artista trasciende al medio escogido para hablarle al prójimo en el idioma directo de las emociones más profundas. Para llegar a este prodigio, el camino de Beethoven fue largo y turbulento.

            En estos cuartetos, compuestos en los últimos años de su vida, sentimos que la lucha interna entre su amor a la humanidad y su incapacidad de expresarle este amor a un ser humano concreto, que lo atormentó por años, ha cesado; la resignación le permite acceder a lo más profundo de su inteligencia y sensibilidad.

            Este conflicto interno, presente sobretodo en sus obras compuestas entre 1802 –cuando aparecen los primeros signos de sordera– y 1820, y que es expresado de forma manifiesta en el célebre y muy revelador testamento de Heiligenstadt (“Oh hombres, que me consideráis hostil, obstinado o misántropo, qué injustos sois conmigo. No conocéis la secreta razón de lo que os muestra la apariencia”), es uno que en los últimos años de su vida ha dado paso a la plena conciencia de su propia genialidad y su apremio por dar testimonio del poderoso mensaje que quiere legar a la humanidad por medio de su música. Ante el presentimiento de la proximidad del fin de sus días, la urgencia de trabajar en su obra es evidente. Estos últimos cuartetos son el producto de esos momentos enfebrecidos.

            En la búsqueda de dar salida a esta profunda necesidad de expresión nada lo detuvo. Si con la Novena Sinfonía transformó el género de manera trascendental, en los últimos cuartetos, que le siguieron inmediatamente a la Novena en su catálogo, la transformación no fue menos radical: amplió la forma sonata hasta límites insospechados y cuando esto no fue suficiente se olvidó de ella y se concentró en las variaciones; abandonó, cuando lo sintió necesario, el clásico formato de cuatro movimientos, hasta llegar al extremo de componer un cuarteto, el Op. 131, en siete movimientos tocados sin interrupción, un verdadero tour de force para intérpretes y melómanos por igual. Y si hablamos de límites insospechados, no olvidemos la Gran Fuga Op. 133, que hasta el día de hoy nos deja atónitos en su modernidad.

            Estos cinco cuartetos y la Gran Fuga, compuestos entre 1825 y 1826 fueron terminados apenas unos meses antes de su muerte. Hoy en día nos parecen incuestionablemente obras maestras, pero fueron considerados incomprensibles por casi todos los músicos contemporáneos de Beethoven e incluso para generaciones venideras. Honrosas excepciones son Schubert, quien en su lecho de muerte pidió que le trajeran un cuarteto para que le tocaran el Op. 131; y Wagner, quien del primer movimiento de esta misma obra dijo: “es la máxima melancolía que se puede expresar en música.”

            Hoy en día afortunadamente tenemos estos cuartetos al alcance de la mano en numerosas y muy variadas grabaciones. Pero, cuando se nos presente la oportunidad de escucharlos en vivo no la dejemos pasar y preparémonos a sentir junto a nosotros la presencia del gran Beethoven.

Arón Bitrán

Violinista fundador del Cuarteto Latinoamericano y profesor de Música de Cámara en la Escuela de Bellas Artes de la Universidad Panamericana.

Los ultimos cuartetos de Ludwig van Beethoven 2

Cuarteto Latinoamericano

 

WhatsApp licenciatura en musica e innovacion  de la escuela de bellas artes de la UP

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Escuela de Bellas Artes-UP

La producción musical y las características del perfil de un productor

La producción musical es un proceso que integra varias disciplinas artísticas y técnicas. Dentro de esas disciplinas art...

Escuela de Bellas Artes-UP

El educador musical como agente de transformación humana

Hablar de educación musical es sin duda referirse a una de las ramas de la actividad musical de mayor responsabilidad en...

Escuela de Bellas Artes-UP

¿Cuándo llegará la conversación sobre raza a la música mexicana?

Durante mi primera visita a Belice en 2013, aprendí un modismo local: “Cuando Estados Unidos estornuda, Belice se resfrí...