Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
La relación entre filosofía y ciencia
¿Qué es la investigación pura y qué ventajas tiene dentro de una academia?
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
¿Qué son las instituciones políticas y cuál es su función?
Escrito por Posgrados de Gobierno y Economía
en diciembre 22, 2020

Ante la amenaza del COVID-19, las economías en todo el mundo se han contraído. A la vez, se ha buscado ampliar los presupuestos gubernamentales para responder a la crisis de salud, abordar el creciente desempleo y permitir que las cadenas de suministro repongan los bienes básicos.

Dado que ha habido una disminución en materia de recursos, la necesidad de prevenir la corrupción pública y privada se ha vuelto más urgente que nunca.

Contenido relacionado: Los retos del combate a la corrupción en los niveles nacional e internacional

Tres problemas surgidos a raíz de la pandemia

De acuerdo con la Dra. Heather Marquette, profesora de Política del Desarrollo en la Universidad de Birmingham, son tres las cuestiones principales que sobresalen al respecto.

La primera es la combinación de la amplitud y la complejidad de la crisis, más la necesidad de una respuesta rápida. El problema con el COVID-19 se encuentra tan extendido en múltiples áreas que incluso los gobiernos con mayor capacidad están batallando por responder a un ritmo aceptable en todas ellas.

Se han tomado malas decisiones y las regulaciones se han flexibilizado. Como consecuencia, se han otorgado cuantiosos contratos sin licitaciones competitivas ni controles adecuados. Todo ello genera oportunidades para que la corrupción prospere.

Robert Klitgaard ideó una ecuación clásica que resume un matiz de la corrupción así: “corrupción = monopolio + discreción - responsabilidad”. A partir de la exigencia de una pronta respuesta humanitaria, también han surgido varios proveedores monopolistas de la noche a la mañana.

Los ventiladores y demás suministros médicos, por ejemplo, -dado su valor en un entorno como el presente y su fácil portabilidad- se han vuelto susceptibles tanto a la corrupción como a la intervención del del crimen organizado. Para garantizar que los equipos médicos lleguen a los hospitales se requiere mucha vigilancia.

La segunda cuestión es la del oportunismo. Las crisis conllevan oportunidades, y cuanto mayor es una crisis, más ambiciosos y abundantes los oportunistas.

El mercado de suministros médicos constituye una posibilidad idónea para las organizaciones criminales que buscan expandirse a nuevos mercados.

Y existen problemas de esta índole con productos falsificados, ventas ilícitas en línea, fraude, etc. Hospitales mal construidos, equipo de protección personal defectuoso, facturación errónea, venta de medicamentos en línea: la lista es interminable.

Urgen análisis -y las herramientas para efectuarlos- a corto, mediano y largo plazo sobre los modos en que los oportunistas pueden aprovechar esta crisis.

La tercera cuestión consiste en la "funcionalidad de la corrupción". La investigación ha demostrado que la corrupción también persiste porque cumple funciones importantes, en particular en entornos de escasos recursos.

Un ejemplo de esto (antes de la crisis de COVID-19) son los sobornos en la atención médica. Algunos trabajadores de la salud son fácilmente sobornados por estar mal pagados: no tienen más opción que exigirlos o aceptarlos para completar sus salarios y cubrir necesidades básicas como alimentos, agua y vivienda.

De manera similar, un paciente que busca tratamiento cuando no hay suficientes médicos, enfermeras, camas, máquinas o medicamentos disponibles puede ofrecer sobornos o pagarlos, si se le solicitan, para acceder al tratamiento.

Conclusión

Ante tal situación, denunciar públicamente a la corrupción y alzar la voz en torno a sus manifestaciones ha llegado a ser más importante que nunca. El papel del periodismo ciudadano es vital, en especial debido a los problemas financieros o políticas a que se enfrentan los medios tradicionales de comunicación.

Las personas que aborden nuevas vías de corrupción o criminalidad también cometerán errores (como todo novato). Esto dará lugar a oportunidades para que la sociedad civil concientice a otros miembros de la misma en contra de quienes se beneficien ilícitamente de la pandemia.

Contenido relacionado: ¿Por qué los gobiernos y la ciudadanía global deben preocuparse por el fenómeno de la corrupción?

 

Estudia nuestra Maestría en Anticorrupción y adquiere el conocimiento y las herramientas para convertirte en un agente de cambio con objeto de combatir a la corrupción y sus manifestaciones más recientes. Descarga nuestro plan de estudios, aquí:

Plan de estudios

 

También podría interesarte:

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Economía Posgrados de Gobierno y Economía

¿Es posible disminuir el consumo sin afectar la economía?

Cuanto más consumimos, más sufre el planeta. El suelo es despojado de sus nutrientes, los bosques talados y los minerale...

Economía Posgrados de Gobierno y Economía

La corrupción en los indultos y el Estado de derecho

Dentro de algunas visiones igualitarias acerca del derecho que existen desde hace dos siglos, el Estado amenaza con inte...

Economía Posgrados de Gobierno y Economía

¿Cómo funciona la economía global?

La economía global se ha visto sometida a modificaciones significativas durante las últimas décadas, en su organización ...