Blog Universidad Panamericana

Ubi spiritus libertas

close

Categoría

Suscríbete

Popular Posts

Negocios Internacionales: todo lo que necesitas saber sobre esta carrera
La relación entre filosofía y ciencia
¿Qué es la investigación pura y qué ventajas tiene dentro de una academia?
¿Qué son las instituciones políticas y cuál es su función?
¿Por qué estudiar Finanzas?: todo sobre la carrera
Escrito por Doctorado en Ciencias Empresariales
en septiembre 20, 2021

Las colaboraciones entre empresarios e investigadores han dado vida a muchos descubrimientos de enorme éxito a lo largo de los últimos años. Muchas ideas de la investigación se ponen en práctica mediante estas colaboraciones. Otras llegan al mercado a través de licencias o empresas emergentes.

Los esfuerzos por encontrar soluciones a desafíos sociales, ambientales y económicos complejos las han requerido cada vez más porque escasas organizaciones tienen la capacidad interna para generar resultados por sí mismas.

Contenido relacionado: ¿Qué pueden aportar los investigadores académicos a la actividad industrial?

Las universidades y sus patrocinadores también desean ver los resultados de su investigación puestos en práctica. De hecho, existe una tendencia actual a explorar carreras empresariales, a menudo con un enfoque en las empresas sociales.

A continuación, exponemos una serie de desafíos y oportunidades en estos proyectos colaborativos que merecen mayor atención:

1. Las universidades deben priorizar sus canales de talento

La colaboración entre el mundo de la investigación y el de las empresas requiere ser abordada con detenimiento, ya que puede resultar muy beneficiosa. En primer lugar, es ocasión de un flujo de ideas bidireccional: los resultados pueden fluir hacia la industria y también fomentar preguntas de investigación.

Por ejemplo, a veces los problemas técnicos presentes en prácticas vanguardistas originan nuevas preguntas para la ciencia.

La colaboración de este tipo también puede ser un medio importante para diversificar las fuentes de ingresos dirigidas a la investigación fundamental. Pero es posible que deban modificarse los incentivos para el personal, incluidos los criterios de permanencia y promoción, si se quiere cosechar sus recompensas.

En ciertos campos tecnológicos, las universidades pueden enfrentarse a una fuga de cerebros si no colaboran de forma proactiva con las empresas, debido a su interés en contratar expertos en áreas como la inteligencia artificial, la ciencia de datos y otras tecnologías de moda.

Cabe hacer patente que con frecuencia la academia pierde frente a las ofertas empresariales, pues la remuneración en el primer sector es comparativamente baja.

La pérdida de capacidad intelectual tiene repercusiones críticas a largo plazo para las universidades, ya que reduce el número de personas que pueden enseñar a la próxima generación; y produce efectos en cadena cada vez más apremiantes. Ciertos campos corren el riesgo de convertirse en especies en peligro de extinción.

¿Hay cabida para un modelo en el que las empresas aprovechen algunas habilidades de la academia y permita un intercambio equilibrado de ideas y conocimientos?

Contenido relacionado: 6 obstáculos de la investigación colaborativa entre academia e industria y cómo resolverlos

En la actualidad se está explorando con horarios flexibles para los investigadores involucrados en el ámbito empresarial. La realidad es que la investigación pura y los intereses comerciales están más próximos el uno al otro que nunca, y nos corresponde orientarlos en una dirección valiosa para ambas partes.

2. Las empresas deben aprovechar las ciencias sociales

A las ciencias sociales les corresponde desempeñar un doble rol. El trabajo de algunos investigadores se convierte en la base de productos, procesos o servicios innovadores.

En muchas ocasiones no se comercializan dada una falta de familiaridad o cultura para hacerlo, pero su trabajo sobre el impacto social de la innovación tecnológica acelerada se ha vuelto esencial en el mundo de hoy. Este es un momento idóneo para que la ciencia y tecnología y las ciencias sociales trabajen de la mano.

Las ciencias sociales no tienen un historial de transferencia de tecnología tan determinante como la ingeniería o la biología, quizás porque uno de los métodos de las ciencias sociales se basa en una crítica objetivada en la que no es posible interactuar con el tema estudiado.

No obstante, algunos elementos están maduros para la colaboración. Las ciencias sociales pueden abordar las necesidades técnicas del sector legal a través de la inteligencia artificial. Las ciencias de la conducta son más relevantes que nunca para las empresas, pues aprovechan las ventajas de la minería de datos sociales.

3. La transferencia de tecnología debe flexibilizarse

La transferencia de tecnología de la universidad a la industria no es un escenario único en todos los casos. A veces la investigación ocurre en la universidad y luego se comercializa fuera de ella, otras veces la comercialización comienza desde la fase de investigación.

Las subvenciones del gobierno pueden llenar los vacíos donde no se dispone de fondos privados; sin embargo, las condiciones sobre dichos fondos pueden afectar la capacidad de las empresas emergentes para crecer y obtener financiación de seguimiento.

Las subvenciones del gobierno juegan un papel vital en el desarrollo de tecnología, en particular en lo que se refiere a tecnologías con proyección de mediano a largo plazo.

El crecimiento y el éxito de varias propuestas de tecnología es testimonio de las contribuciones de cada uno de los tres sectores: gobierno, academia y empresas. Esto es, para transformar una idea en tecnología, la tecnología en producto y, finalmente, el producto en un hito comercial.

Esta transferencia puede aumentar su utilidad al enfatizar las solicitudes de subvenciones y ayudar a las empresas a escalar más rápido. También debe garantizarse una transferencia de tecnología desde más universidades y permitir que los socios corporativos interactúen con ellas de manera más eficiente.

La transferencia de tecnología en todos estos sectores requerirá una visión cada vez más holística acerca de cada uno de los factores en el ecosistema de innovación, y así expandir su influencia.

El Doctorado en Ciencias Empresariales te permitirá diseñar proyectos de altura para implementar conocimiento académico de vanguardia con el fin de potenciar el crecimiento empresarial. Conoce nuestro plan de estudios, aquí:

Nueva llamada a la acción

También podría interesarte:

Déjanos saber lo que pensaste acerca de este post

Pon tu comentario abajo.

También te puede interesar:

Doctorado en Ciencias Empresariales

7 tendencias actuales en inteligencia de negocios

Los datos constituyen un gran problema en los negocios y el marketing modernos. Impulsan la inteligencia de negocios en ...

Doctorado en Ciencias Empresariales

3 ventajas del uso de tecnología en los reportes financieros

Cada vez más la administración financiera se aparta de los procesos manuales y favorece el uso de la tecnología digital....

Doctorado en Ciencias Empresariales

27 temas de investigación en estrategia empresarial

Las estrategias empresariales bien planificadas mejoran, año con año, el desempeño de varias empresas en crecimiento. Co...